jueves, 5 de febrero de 2015

¿Español o castellano?

Creo que no exagero si digo que prácticamente todos los que nacimos en España en los años setenta, aprendimos Lengua española con los magníficos libros de texto de don Fernando Lázaro Carreter y además añado que desde mi punto de vista, son los que mejor explicaban y te hacían comprender la asignatura. Me atrevo a decir incluso que eran perfectos. O casi.

Don Fernando nos explicaba que daba exactamente lo mismo decir español que castellano y que iba a gusto del consumidor. Español, porque era por aquel entonces el único idioma oficial de España y castellano, sencillamente porque nació en Castilla. A mí particularmente siempre me dio igual porque soy como el idioma, ambas cosas, española y castellana y además antes no nos preocupábamos por esas cosas y cada uno lo llamaba como le daba la gana.

Si estás fuera de España, hablas español, compras un libro en español, escribes en español y lees en español. Tengo la impresión, (corríjanme si me equivoco), de que en nuestro suelo patrio no es algo tan políticamente correcto. Más de una vez he asistido a reprimendas más o menos suaves cuando alguien se refería a este idioma que nos ocupa como español, recomendando vivamente llamarle castellano por ser más adecuado, pero también he visto la situación contraria, lo que me parece puntito más alarmante porque el apercibimiento venía acompañado de algún que otro sentimiento nostálgico a una-grande-y-libre-idioma-de-la-patria-reserva-moral-de-occidente, y eso pues tampoco.

Cierto es que, a pesar de que gozamos de cuatro lenguas cooficiales, el español o castellano es la lengua que nos une a todos y la que casi todos hablamos o deberíamos hablar aunque solo fuera por cuestiones de orden práctico. Si esto es así, ¿dónde está el problema en llamarle español? ¿Quedarían ustedes, señores que no están de acuerdo, más complacidos si le llamáramos espallano? ¿Y casteñol

No hay comentarios:

Publicar un comentario